Search
Please select mobile menu.

Mitos y realidades sobre la carne

Productos , 13 septiembre 2017

Un placer para unos, un sacrificio para otros. La carne es un alimento que gusta a unos y que gusta menos a otros. O que no gusta nada a alguien. Es normal que se hagan muchos estudios sobre los beneficios de la carne para la salud pero también que surjan comentarios sobre lo perjudicial que podría ser. Por eso, en este post os hablaremossobre algunos mitos y realidades sobre la carne.

Mitos y realidades sobre la carne

  • “La carne es perjudicial para el corazón”. Como todas las cosas, depende de muchos factores. Se ha demostrado que la carne roja magra sin grasa visible no aumenta el colesterol ya que es baja en grasas saturadas. Esta carne sí se puede incluir en dietas saludables, pero se recomienda evitar las fritas y las carnes que tengan grasa visible. También hay estudios que demuestran que ayuda a disminuir la presión arterial por contener aminoácidos como la taurina y la arginina.
  • “Para perder peso no debes tomar carne roja”. La carne roja magra, como hemos comentado en el punto anterior, es una buena opción para las personas que están con una dieta rica en proteínas, pero siempre consumiéndola con un acompañamiento moderado y adecuado. Las proteínas reducen el apetito y ayudan acelerar el metabolismo. También ayudan a desarrollar y aumentar los músculos.
  • “No necesitamos consumir carne”. es cierto que si prescindimos de la carne podemos adquirir los nutrientes de otra manera, pero eso no implica que debamos dejar de hacerlo. La carne de buena calidad y sin procesar tiene nutrientes muy beneficiosos como proteínas, creatina, vitamina B12 y las liposolubles. Aunque esto siempre viene determinado por el tipo de carne.
  • “Comer carne puede provocar cáncer”. Es cierto que la carne procesada sí que aumenta el riesgo de cáncer pero se ha demostrado que la carne no procesada no tiene apenas efecto. Lo que sí afecta realmente es cómo preparamos y cocinamos la carne. Lo mejor es evitar cocinarla demasiado y no quemarla para que no se formen carcinógenos.
  • “La carne, mejor comerla cruda”. Ni se debe tomar cruda ni cocinarla en exceso. Cuando no está hecha puede contener microorganismos perjudiciales para nuestro organismo pero, también, si la cocinamos en exceso quemamos parte de sus nutrientes y pueden formarse carcinógenos, como hemos comentado antes.

¿Qué te han parecido estos mitos y realidades sobre la carne? ¿Los conocías? Si tienes más preguntas respecto los beneficios y perjuicios de la carne para la salud, no dudes en hacernos llegar tus dudas.

Post a new comment